LA IMPOTENCIA DEL ASESOR EN SEGUROS - PERSE
16643
post-template-default,single,single-post,postid-16643,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

LA IMPOTENCIA DEL ASESOR EN SEGUROS

LA IMPOTENCIA DEL ASESOR EN SEGUROS

Hoy quiero compartir la impotencia que siente cada uno de los asesores de la firma que represento, cuando al no ser posible proteger a alguien pone en riesgo no solo la salud, si no el patrimonio familiar al ser expuesto a un riesgo que pudo ser cubierto y atendido con anterioridad.

Las palabras que recibí en este caso del asesor Gabriela Castañeda Asesor en Seguros,  queremos que hagan eco y que ayudan a las demás personas a tomar conciencia de los riesgos de la vida. Las palabras que recordaré de ella fueron:

«El día de hoy con tristeza y enojo comparto el que un amigo y prospecto para la venta de un Seguro de Gastos Médicos y Vida se encuentra en una situación de salud complicada, desesperada y sin cobertura médica. Hoy quiero compartir la historia que por una parte me llena de enojo y otra de tristeza, se que por su familia no podré hacer nada hoy, pero estoy segura que esta historia que contaré de primera mano, pudiera hacer reflexionar a alguien y evitar que la historia se repita una y otra vez.»

Les comparto la historia

Hace poco mas de un mes en el día a día de un asesor de seguros, entre reuniones y procesos de asesoría, se reunió con un amigo para hacerle ver la importancia de la protección tanto en temas de vida e invalidez como de salud, estuvo con su amigo al que llamaremos «Luis» para efectos de esta historia. Luis se interesó inmediatamente por el tema de protección en ambos sentidos, un seguro de Gastos Médicos Mayores para su familia y un seguro de vida para su esposa, cuando situaciones de conciencia suceden, es cuando uno como agente de seguros sientes que tu labor toma sentido al proteger a las familias mexicanas y mas en este caso, que era una amigo.

El problema mas grave de todos…la desidia

Al momento  de iniciar el trámite para la contratación de dichas coberturas le dice a su asesor: «Gaby, todo está bien, pero quiero juntar el dinero completo para hacer el pago en una sola exhibición»… todo esto esta bien, le comentó ella, ya que esto trae consigo un beneficio para todas las partes, sin embargo sabemos todos los que formamos parte de la firma que represento, que los seguros se compran con salud y se mantienen con dinero. Sin embargo a pesar de una constante insistencia de su parte y de hacerle ver los riesgos que se corren al no contar con una cobertura, él decidió firmemente esperar hasta que reuniera el dinero completo y no le quedó de otra mas que respetar su decisión.

Es poco probable, pero sucede…

Aunque es poco probable que en las semanas o meses que se decide el cliente o prospecto a contratar su seguro suceda algo grave que no solo merme totalmente las finanzas de la familia o persona a asegurar, lo hemos visto en estos años, cientos de veces y evitamos en la medida de lo posible contar estas historias, ya que pareciera que andamos «vendiendo» con el petate del muerto como se dice en México, pero la verdad es que si sucede, mucho mas de lo que quisiéramos.

Situación actual

Un miembro de su familia se encuentra grave en el hospital y la familia no cuenta con los recursos necesarios para hacer frente a esta situación. A palabras del asesor de la firma que quise compartir inéditas me compartió:

«No puedo mas que sentir impotencia, enojo, frustración y una gran tristeza porque desde hace meses se pudo haber tomado la decisión de adquirir la póliza de Gastos médicos Mayores antes de llegar a una situación tan grave donde ya no podemos echar el tiempo atrás. Es un sentimiento de desespero el enterarme el día de hoy, al seguir insistiendo y dar seguimiento para que indicara la fecha para ingresar su solicitud, me entero que la situación es sumamente grave y que comienzan a organizar rifas, colectas para poder apoyar con los Gastos Médicos en los que se está incurriendo.

Esta es la razón por la cual decidí tomar la carrera Como Asesor de Seguros, cuando yo viví en mi familia y en lo personal el tener una cobertura de póliza de Gastos Médicos Mayores y cubrir una emergencia médica grave, el tener acceso a esa tranquilidad, a atención medica de calidad en tiempo y forma a saberme protegida y que no tenia que pedir nada a nadie y contar con el respaldo de una compañía aseguradora, por esta razón decidí ingresar a la carrera como Asesor de Seguros para poder llevar ese bienestar y tranquilidad económica a las familias.
Hoy el sentimiento de impotencia y de enojo es muy grande pero también esto me hace retomar con mas fuerza mi compromiso de insistir con todas aquellas personas que tengo conocimiento de que no cuentan con una póliza de Gastos Médicos.

Una póliza de GMM no es un lujo es una necesidad básica, nunca me he cansado de decir que Tu salud es el bien, el activo mas preciado que tienes  y en estos momentos con la crisis de Salud Mundial que nos toca vivir, debes de estar convencido que es la primera protección que necesita todo mundo adquirir y no esperar a que sea tarde, no esperes a enfrentarte a una situación donde no vaya a ser suficiente el apoyo de familiares, colectas de amigos y colegas para salir adelante.»

Hoy compartimos ésta historia como muchas mas que suceden a diario a cientos o miles de asesores de seguros en el país, para que genere conciencia, para que les permita tomar acción inmediata a muchos que ya están decididos, pero que por muchas cosas, la economía, la pandemia, la política o cualquier razón que exista, no contratan su seguro.

Erik Olivares – Socio Fundador PERSÉ